Ayuntamiento de Garlitos: Página correspondiente a la Entidad: Ayuntamiento de Garlitos

Página de la Entidad Ayuntamiento de Garlitos .ru

Bloque Principal de la Entidad Ayuntamiento de Garlitos .ru

Imagen Logo de la Entidad
Rutas Senderistas
usted está en Turismo » Rutas senderistas

Ruta de “La Celada”

SITUACIÓN:

En el monte público La Celada A,  situado en el Término Municipal de Garlitos dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Sierra de Siruela.

ACCESO:

Desde Siruela y Garlitos, por pista forestal que comunica ambos pueblos.

CARACTERÍSTICAS DE  LA RUTA:

A pie; longitud 8.8 Km; duración de la marcha 2,5-3 horas; dificultad media.

VALORES:

Masas forestales de pinos, castaños, quejigos, arces y manchas de monte mediterráneo. Formaciones geológicas. Especies protegidas.

INFRAESTRUCTURAS:

Refugio y agua potable.

LIMITACIONES AL USO:

Desde 1 Octubre al 28 de Febrero, a fin de evitar posibles coincidencias con alguna cacería, consultar limitaciones al teléfono de la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente: 924011000. Del mismo modo, entre el 1 Junio y el 31 Septiembre, en fecha de Peligro Alto de Incendios, consultar posibles limitaciones al mismo teléfono.

EL RECORRIDO:

La ruta comienza en el aparcamiento de la pista enclavado en el Collado del Serrano y desde donde parte el camino hacia la torre de vigilancia de Sierra del Palo. A lo largo del itinerario el caminante puede deleitarse sumergiéndose en maravillosos bosques de pino piñonero y pinaster; cruzar el Arroyo de La Celada para atravesar el Valle de Los Castaños y disfrutar de las impresionantes vistas del Cerro de La Motilla, donde divisaremos Siruela y alrededores. Llegados aquí, tomamos la Senda de Los Cazadores que discurre por un imponente espolón y donde se pueden presenciar sorprendentes formaciones geológicas y pedreras así como observar ejemplares de águila real, águila perdicera,  buitres, entre otras. Siguiendo la senda atravesamos un bosque de pinos hasta la Casa de Pedro Ruiz y el refugio forestal de La Celada donde nos refrescamos el gaznate en su fuente natural para afrontar la última parte del recorrido rodeados de pinos, quejigos y matorral mediterráneo para luego volver a atravesar el Valle de Los Castaños hasta llegar al aparcamiento donde comenzamos esta reconfortante andadura.